Archivo | 01. MADE IN PY RSS feed for this section

RIO BUENO, RIO MALO de Agu Netto

19 mar

Se trata de un proyecto documental del realizador Agu Netto (Emhuno, Acople) sobre las inundaciones de la ciudad de Encarnación. Agu nos dió un adelanto sobre el tema y la motivación  que generó la idea para el documental que esta siendo producido por Juana Miranda (Memorias de danza) y el desarrollo y el guión están a cargo de Juana Miranda y Agu Netto.

Por Agu Netto y Juana Miranda

El tema

“En la ciudad de Encarnación, situada en el sur del Paraguay, fronteriza con Argentina, las tierras que están al borde del Río Paraná, límite entre los dos países, serán  inundadas.

La zona baja va a desaparecer y la ciudad será una isla que estará unida al país a través de puentes a consecuencia de la inundación prevista para finalizar la implementación de la Hidroeléctrica Yacyretâ, emprendimiento binacional entre Paraguay y Argentina.

De hecho la inundación ya comenzó y llegará a su punto culminante a fines del año 2010.  A medida que la cota es más alta, la inundación es mayor.  Ya hay tierras y calles inundadas; hay viviendas y comercios rodeados y otros totalmente aislados por el agua. Estos acontecimientos ocurren en medio del desorden y la falta de previsión por parte de los organismos responsables del estado paraguayo. La defensa costera, inconclusa y además erosionada por la constantes lluvias, muestra imágenes aéreas sobrecogedoras: del lado argentino, una pujante ciudad de Posadas, con una imponente costanera, sin inundación; y al otro lado del río Paraná, la ciudad paraguaya de Encarnación, hundida, con barrios enteros que van siendo ganados por el agua.

La zona densamente poblada desde hace décadas desarrolla una intensa actividad económica en la zona llamada comercial.  El río que era una una ventaja, un fuente de trabajo, una parte de sus vidas; se vuelve un enemigo.

Historias de abuelas, hijos, nietos y fuertes motivos que los atan al lugar llevan a un cenit del conflicto.  Aunque hay una promesa de un futuro mejor, y una mejor vivienda; esto no es todo lo que importa ante una situación semejante. Una parte de sí mismos quedará bajo las aguas.

Falta poco para el epílogo de esta obra. El éxodo ha comenzado, y las aguas cubrirán la memoria de una ciudad llamada por los paraguayos “la perla del sur”.

Son los momentos culminantes de esta situación. El ser humano no ha sido comprendido. El drama del ser humano ante los cambios provocados por él mismo, es el tema principal de este documental.”

Motivación del realizador

“Algún día Paraguay tendrá que pedirle perdón a Encarnación. Dicen que todo el país ganará más energía, no tengo como discutir eso, pero también sé que eso se hará sacrificando a toda una ciudad. Aquí ha comenzado el éxodo” estas brutales palabras dichas por el ingeniero Victoriano Vázquez, director ambiental de la Municipalidad de Encarnación, con voz quebrada, refleja el sentimiento de una población que se ve y verá afectada por la inundación prevista para finalizar el proyecto binacional paraguayo-argentino de la Hidroeléctrica Yacyretâ. (Vocablo guaraní que significa  tierra de las aguas difíciles)

Esta situación, que se sabe ya hace años  que se iba a producir, la he estado siguiendo de cerca desde hace varios años. La situación se relaciona muy íntimamente con el ser humano, su relación con su entorno, su micromundo; y el quiebre que provoca en él una transformación del mundo, que le obliga a cambiar su espacio, y su vida.

Cuando era niño, un rayo quemó y destrozó una parte de mi casa familiar. Este accidente provocado por la naturaleza nos obligó a mi familia y a mí, a mudarnos por un tiempo y residir en casa de mis abuelos. Este cambio me afectó profundamente. Perdí mi cotidiano, mis amigos, mi ritos y rutinas; y tuve que hacerme a toda una situación nueva y desconocida. Lo que recuerdo vivamente de ese tiempo es el sentimiento de extrañamiento, de lo que hoy tal vez puedo traducir, como de desarraigo. Volví a mi casa un año después, la casa se transformó, yo había cambiado. Esto no sucederá con los encarnacenos que perderán sus casas, sus vidas, con la inundación.

Este sentimiento es el que me ha vinculado con este drama. Mi interés es ver y ahondar en el drama humano, y en cómo se enfrenta a un giro compulsivo que afecta su individualidad, sus relaciones y su ciudad a partir de su relación con el espacio.

Tampoco ignoro que no solo las personas sufren las consecuencias, también la fauna y la flora de la región, el clima, nada volverá a ser igual en la zona.  La intervención gigantesca de una obra como Yacyretâ tiene secuelas igualmente enormes. A la vez me pregunto, ¿encontraré transformaciones personales positivas? ¿Veré el espíritu alzarse sobre las dificultades, la solidaridad manifestarse sobre las mezquindades que surgen?

A fuerza de honestidad, debo agregar que la magnificencia del río Paraná y del paisaje de la región; y las dimensiones del cambio que comienzan a operarse, son para mi como cineasta, una oportunidad única de abordar una faz, de las múltiples posibles de esta historia.

Otros proyectos

Agu también se encuentra realizando la edición y posproducción del documental “Santo de la guitarra: La Historia Fantastica de Agustín Barrios Mangore” dirigido por Carlos Salcedo y realizando  proyectos de ficción.

Ver teaser del documental



DOSSIER SELECCIÓN KU´I: LOS LIMPIAS de SANTIAGO MONTIEL

27 feb

Los Limpias fue uno de los 10 cortometrajes seleccionados en el Concurso Nacional de Cortometrajes KU´I,  realizado el año pasado por Elpororo y el 18º Festival de cine de Asunción.  Se llevó la mención especial del jurado compuesto por dos invitados internacionales y un jurado nacional. A continuación, el guionista y director del corto nos cuenta su motivadora experiencia.

Por Santiago Montiel

Los Limpias

Fue mi primer proyecto como director y guionista. Fue un desafío grande. Me atreví a hacerlo gracias al apoyo de amigos y familiares que me dieron la confianza necesaria para tomar una responsabilidad como es la de componer una historia y  ejecutarla. En principio, yo no tenía en cuenta todo lo que implicaba la producción de un audiovisual. Fue así que, sin intención alguna, terminé siendo el productor del proyecto.

Junto a mí estuvo Javier Saldívar, amigo mío y compañero de trabajo en el corto, fue el respaldo fundamental para poder llevar a la realidad nuestra idea. Ambos estuvimos organizando las escenas en los dos días de grabación que tuvimos. También compartimos el trabajo de cámara y fotografía. Posteriormente nos internamos en mi casa por casi una semana para trabajar en la edición y el sonido. Javier es una especie de mago que utiliza, como varita mágica, el mouse de las Pc’s. Con él, estamos tratando de llevar a cabo otros proyectos audiovisuales, así fue que llamamos a nuestra asociación Tata Resa Producciones.

Los actores

Son prácticamente todos familiares y amigos nuestros. Los niños son mis sobrinos, excepto José Fonseca, el chico más grande, él es amigo de la familia. La mujer que acompaña a los niños es mi tía, Francisca Cabral, ella es una mujer de una sensibilidad única. Al igual que yo esta fue su primera experiencia, ella trabajó de sol a sol con nosotros. Con los actores tuvimos un día de ensayo. Tratamos de pulir y recrear ciertas escenas que nos parecía las más importantes. Y nada más, luego ya llegaron los días de grabación que fueron aproximadamente de diez horas por jornada.

La locación

En principio, fue un problema que el azar terminó resolviendo. Una noche, llevaba a un amigo a su casa después de la facultad, tomamos un desvío, no habitual en nuestra rutina de regreso, y me encontré con una calle empedrada que extrañamente, en un área de cerca de cien metros, estaba asfaltada. Flanqueada por dos fábricas que, supuse, estarían cerradas los días domingos (días de grabación por excelencia en Py.); todo eso convertía al lugar en la locación perfecta para nosotros. En los días que siguieron pedí permiso a las fábricas para grabar frente a ellas, para mí sorpresa, no pusieron la más mínima objeción. Los semáforos  fueron grabados independientemente. Son tres semáforos diferentes, en edición los metimos como inserts dentro de las secuencias.

La música

Es original. Fue escrita, compuesta e interpretada por Marcelo Hernáez, acompañado por Lea Rodas en la voz; Andrés Martínez en la guitarra y el bajo. Y en la mezcla musical, el ingeniero de sonido, Humberto Sanabria. También Marcelo Hernáez protagonizó uno de los papeles principales dentro del cortometraje, actuando como el hombre del auto.

Trabajamos con una handycam Panasonic. Una cámara sencilla pero de una gran calidad. El más del noventa por ciento del sonido fue tomado por ella.

La historia

La concebimos, desde un comienzo, sin diálogos. No queríamos complicarnos con palabras. Teníamos pocos recursos técnicos y pensamos que eso podía ser contraproducente. Así que el corto tuvo sus inicios, gradualmente,  en el story board. Hasta el punto que llegamos a componer toda la secuencia de tomas en él. Teníamos completamente dibujado el corto y ningún guión literario (hasta pensamos que no sería necesario). Así, una noche, me senté a guionar las secuencias de imágenes que tenía en el story y, gracias a esto, surgieron un par de secuencias más que agregamos y le dieron más consistencia a nuestra historia. Esto nos mostró la importancia de componer un guión literario.

La cita a Luis Buñuel fue algo así como homenaje a este gran director. Personalmente lo admiro muchísimo. Creo que sus películas son el reflejo de una tremenda capacidad artística para acercarse a las más complicadas contradicciones del ser humano. “Gran desgracia que  Dios me haya privado de la vista” es el parlamento del ciego músico de Los Olvidados, el cuál tomamos para el inicio de Los Limpias.

En una escena de Los Olvidados, vemos como el ciego se siente atraído por una niña que le lleva una botella de leche. Otra razón de la cita es porque creímos que contiene algo así como una contradicción, una de las tantas que nuestra sociedad, profundamente religiosa padece y a la que hace caso omiso: la explotación infantil.

Blanco y negro

Optamos por él en postproducción, casi accidentalmente. El vestuario de los niños fue pensado para que el corto sea en colores (cada uno vestía una prenda con los colores del semáforo). Pero por problemas en la verosimilitud del maquillaje, nos jugamos por el B&N. El resultado fue una sorpresa para nosotros. Nos dimos cuenta de que la historia en sí, en su esencia misma, era gris. El cemento, el asfalto y el smoke empobrecen la vibración visual de un lugar. Y no había mejores colores que el blanco y negro para expresarlo.

Al término del corto nos sentimos muy contentos con Javier. Pudimos dormir todas las horas que habíamos perdido trabajando en él. Luego, cuando nos presentamos en el concurso y clasificamos entre los diez trabajos, una vez más, nos sentimos tan contentos y nuestro cariño por el corto crecía más. Los días pasaron y llegó el Festival de Cine Internacional y vimos, entre tantas y grandes películas, nuestro trabajo. No podíamos evitar que la emoción nos subiera erizara la piel. La noche de premiación, el jurado nos otorgó una Mención, esta fue la sorpresa mayor, sinceramente, la menos esperada.

Los meses pasaron y hoy, caigo en la cuenta de que todas estas sorpresas no fueron más que el resultado de la gran unión familiar y amistosa que se dio en aquellos días de grabación. Todos pusieron de sí para que podamos cumplir este pequeño sueño de un poco más de ocho minutos. Cada persona que estuvo acompañándonos, moviendo los autos, cebando tereré a los actores, regalándonos horas de su único día de descanso, colaboró para que cada segundo de nuestro primer cortometraje llegué a ser realidad.

Este gesto de trabajo y de unión, sin ningún tipo de interés, más que la realización de una obra artística, es la muestra de que aquí, en Paraguay, se puede. Con o sin leyes y presupuestos que apoyen esta labor. Existen aún personas a las que le sobran fuerzas para extender sus manos a dos personajes con una idea fija en la cabeza: hacer cine.

Agradecemos a El Pororó y al Festival de Cine por apoyar un concurso de cortometrajes nacionales. Es motivante y alentador saber que hay gente con un serio interés por el audiovisual paraguayo.

En nombre de Tata Resa y toda la gente que trabajó en Los Limpias, muchas gracias.

EL CORTO:


Los cortos seleccionados

2 oct

Los Limpias. Santiago Montiel – Asunción.

El tráfico. Una esquina. Cuatro niños. Vehículos en vaivén. La calle como una hamaca de parque, que lleva y trae sorpresas. Todo bajo las pausas de un semáforo.

Balde

Elemental. Rodney Zorrilla –Cnel. Oviedo

Sangre y sudor (pero ninguna lágrima) corren por los rostros de los protagonistas de ésta historia. Son testigos de sus vidas el viento, el sol y las tardes de nadie; mientras el día a día dirige un desafío a cada hombre: “vive, si puedes”.

elemental 02

Sueños.  Hugo Gimenez – Asunción

Los sueños extraños de una mujer.

fotograma_sueños

Ita.  Eduardo Mora – Asunción

Ita es una Joven que nació en un pequeño pueblo del interior del país, por circunstancias del destino es obligada a trasladarse a la ciudad dejando atrás a sus seres más queridos, entre ellos una yegua llamada Mburucuya con la cual creció y vivió los momentos mas felices de su vida.

Para tapa de ITA 01

Indiviso.  Armando Aquino – Asunción

Dos seres coexisten armónicamente logrando avanzar al siguiente peldaño evolutivo. Inútiles actitudes propias de los seres en que han mutado, devienen en un impetuoso proceso de fisión que solo los lleva a un nuevo inicio.

1a

El Chasqui. Herib Godoy  – Cnel Oviedo

Un hombre lleva un mensaje en época de la guerra de la triple alianza, su misión es entregar el documento a su camarada, debiendo pasar sigilosamente por zonas peligrosas y a orillas de campamentos aliados. El mensaje circula por zona muy peligrosa, si la misión falla las consecuencias serán catastróficas.

chasqui

Te vas.  Armando Aquino – Asunción

Una apasionada mujer decide seguir a su razón y prepara las maletas mientras analiza su existencia, en su cabeza solo suenan dos palabras ¡Te Vas!

Te VAS kui

Una aproximación a Puerto Casado . El work in progress. Federico Adorno – Carapegua

En la antigua ciudad-privada de Puerto Casado, vestigio de un tiempo pasado, se encuentra la ex-fábrica de tanino Carlos Casado, vivo ejemplo de las destrucciones que ocasiona la economía de enclave. Ya nada queda de la que alguna vez fue una de las mayores fábricas de extracción de quebracho del mundo. Pero sin embargo, al aproximarnos, sus paredes nos revelan otra cosa.

bscap049

Motoka de Pablo Adorno -  Asunción

Las paralelas vidas de ALMA e ISIDRO se cruzan, un día, camino al trabajo.
Presa de la inseguridad reinante, ALMA, vivirá momentos de mucha tensión al cruzarse con quien ella piensa que es un asaltante en moto, siendo ella su posible víctima…

motoka

Via Crusis de Nancy García – Caacupe

Ramón y Rosa forman una pareja joven de agricultores (en espera de un bebe)  que vive alejada de la ciudad. Cuando rosa empieza a sufrir inconvenientes con su embarazo, Ramón y ella emprenden el difícil camino en busca de ayuda. Luego de varias negativas en el  hospital los reciben, pero tampoco cuentan con los medios necesarios para  salvarle la vida a la mujer. Mientras en el noticiero de ese día están pasando una verdadera muestra de “barbarie”.

ruta cortada

PANORAMA 2009

17 ene

.

Hablamos con varios directores a lo largo del año y hay muchos proyectos en puerta.

Paz Encina está completando el financiamiento para filmar su segundo largometraje Un suspiro, una historia que se desarrolla durante la dictadura de Stroessner. Aunque los logros de Hamaca Paraguaya son suficientes para que esta directora siga filmando, la realidad local es compleja. Hacer una película es muy cara y en Paraguay sólo hay fondos: el Fondec y el Fodecica (no sabemos si éste último abrirá convocatorias en 2009). El Fondec otorga un máximo de 20.000 U$S, lo cual no llega al 20% de un presupuesto medio. Irremediablemente, el dinero debe venir de afuera. Necesitamos una restructuración para que este tipo de películas tengan mayor apoyo local, para que filmar no sea una tarea tan larga y agotadora. Un suspiro es un proyecto que por cuestiones climáticas debe filmarse en Abril o Septiembre. Paz Encina nos comentó que está trabajando mucho para que sea pronto.  “Tengo como mucha confianza de que las cosas puedan salir y pueda filmar en abril, que es mi deseo. A veces pasa, que algunos directores no pueden  filmar por falta de dinero, y que con el correr de los años, no es que hicieron una película mejor, sino que simplemente hicieron la misma película que pensaban, y casi diría que veces también ésta se desgasta con el paso de tiempo”. Artículo relacionado.

Pablo Lamar, está en Paraguay produciendo su siguiente cortometraje Hasta que la muerte los separe. “Respecto a éste proyecto todavía hay muchas cosas que definir, lo cual nos tiene bastante atareados a mi y a Mauri Rial que va a estar haciendo Asistencia de Dirección. Ahendu nde Sapucai todavía anda dando vueltas por ahí, con menos intensidad que el año pasado. Pero sigue, ahora en una muestra en la Cinemateca Francesa que se llama “ventana sobre el cortometraje contemporáneo”. Artículo relacionado.

Marcelo Martinnesi se encuentra terminando su corto Arribeño del Norte la adaptación de un cuento de Calos Villagra Marsal, filmado en S16mm en el Chaco paraguayo. En este momento se está haciendo el transfer final a 35mm, en París. Arribeño del Norte cuenta con la producción ejecutiva de Gabriela Sabaté, dirección de arte de Carlo Spatuzza y asistencia de dirección de Mauricio Rial. Recientemente anunciaron su estreno en el Festival de Berlín. “Creo que es maravilloso poder realizar el estreno mundial en Berlín, en un festival de la trayectoria y el prestigio de la Berlinale. Sobre todo viniendo de Paraguay que es un país que se está como despertando…”. Le preguntamos sobre el estreno en Paraguay y nos dijo: El corto (en digital) ya fue exhibido en función privada para co-productores y fondos locales. La copia subtitulada en español estaría lista recién en Marzo, dependiendo de que consigamos los fondos para hacerlo. Es esa la copia con la que debemos estrenar en Paraguay.” Fotos del corto. Leer nota sobre el estreno en la Berlinale.

La segunda película de Ramiro Gomez, Frankfurt presentado en la sección de cine latinoamericano del Festival de Mar del Plata seguirá viajando a Festivales y muestras de cine. La pelicula narra la euforia de dos familias campesinas respecto a la participación de Paraguay en el campeonato mundial de fútbol Alemania 2006. Entrevista al director en Mar del Plata.

Dentro de la primera mitad del año está prevista la filmación de 18 cigarrillos y medio de Marcelo Tolces, que cuenta con el impulso del Premio Tornasol. Será una coproducción con esta productora española y Canana films (México). La película contará en lo que dura una cajetilla de cigarrillo, los sucesos de un día en la vida de tres amigos, un poco perdidos en la ciudad. Artículo de prensa.

La finalización del rodaje de Cuchillo de Palo el primer largo de Renate Costa está previsto para finales de Abril. El montaje se realizará en Barcelona ya que está producido por Marta Andreu de Estudi Playtime. Se calcula que la película estará lista en Agosto de este año. Artículo relacionado.

Esperamos novedades sobre el estreno del largometraje de Darío Cardona, ya que las pocas imágenes que vimos de este proyecto fueron una grata sorpresa. Se titula Felipe Canasto y se rodó en Paraguay hace unos meses. El director de fotografía Diego de Garay (Vanguardia Cine) hizo un trabajo excelente. Darío estaba post-produciendo en Bs.As. Entrevista a Margarita Irún, una de las protagonistas de la película.

En el Universo Servilleta, de Luli Aguirre el año empezó con el pie derecho, en la isla de edición. Aún le falta la corrección de color, la musicalización y la mezcla de audio. Pero como logró un acuerdo con Foqus, de Joel Cabrera está trabajando en la post-producción desde hace unos meses. Su editora es Noe Armele, hija de Ray Armele. Luli nos dijo:  “Creo que para marzo o abril va a estar listo del todo y de ahí quiero meterlo a algunos festivales antes de estrenarlo acá. Mi utopia es estrenarla ya habiendo hecho el transfer a fílmico, la verdad es que no tengo ningún interés en estrenarlo en un reproductor de Dvd. Cruzo los dedos” La web de la peli está colgada hace un tiempo. www.universoservilleta.com

Juan Carlos Maneglia empezó el año trabajando intensamente el guión de 7 cajas, un proyecto de Maneglia-Schémbori Producciones  que tiene como escenario el Mercado 4. “En paralelo existe un equipo de venta que se está empezando a mover el proyecto”. Recomendamos que vean el video con las locaciones de este proyecto en la web de Maneglia-Schembori.

Leticia Coronel está por definir la fecha de la filmación de Yo mujer sola. “Pero filmamos si o si en el 2009! Ya no aguanto más la ansiedad”- dice entre risas. Este proyecto fue seleccionado en el Taller de Desarrollo de Guión del Festival de Amiens (2007), en el encuentro de co-producción del Fest. de Guadalajara, el Talent Campus de Valencia y consiguió el Fodecica para la producción. Blog de Yo, mujer sola.

Desde que llegó de Londres, hace 3 años, Hugo Cataldo no para. Sus proyectos nacen como un impulso, cuando él dice se graba, se graba. Se lanza al vacío. Co-dirigió con Leti Coronel El regalo de Sofía y ahora trabaja en Semana Capital, su próxima propuesta en solitario. En sus trabajos logró un intercambio de profesionales, que antes no se veía. Su nuevo proyecto cuenta con la participación de Juan Carlos Maneglia, Richard Careaga, Jero Buman, Tana Schémbori, Leti Coronel, Liza Rubiani, Jork Aveiro, Pati Aguayo, entre otros. Claramente se ve, que este grupo disfruta de su trabajo. Le preguntamos cómo va su trabajo y nos comentó que está en FRAME 0. “No voy a estrenar la peli acá. La quiero mandar a los festivales afuera, tratar de entrar en San Sebastian para ver si la podemos levantar a 35mm”. Blog de Hugo Cataldo.

Hugo Gamarra prepara el 3º FESTIDOC Paraguay (Agosto) que está por confirmar dependiendo de la financiación. También el el 18º Festival Internacional de Cine (en octubre). Y todavía le queda tiempo para dirigir. Su siguiente documental Teko Ete 20 de Abril 2008, está en post-producción. Web del Festival.

Como deseo del año, esperemos que este sea el último sin ley de cine. Hay tantos proyectos en puerta y la  mayoría depende de aspectos financieros. Estamos llenando el año de proyectos, de ladrillos, pero no acompañarlos con la Ley, es como no poner cemento. La estructura se puede caer en cualquier momento y para proteger la producción, se necesita legislación. La Ley es un tema urgente, y lastimosamente no hay buenas noticias desde hace dos años. Espero que nos estemos equivocando, y que en los últimos meses haya avanzado, así nos pasa como a Colombia, que cuando aprobaron la ley de cine, aumentó por diez la cantidad de postulantes al Fondo para el Desarrollo Cinematográfico.

Elpororó.com

.

AYER

17 ene

.

No podemos seguir pasando por alto al cine paraguayo de ayer, forjado en medio de la dictadura. Lo que nos precede, por su valentía, es una producción estimable. Más allá de hacer un juicio de valor sobre sus obras, es importante reconocer a las personas que labraron la tierra donde hoy, sin excepción, todos sembramos.

Cuando nos comparamos con Argentina y Brasil, decimos que en el Paraguay se filmó poco. El panorama que tenemos es menos desolador de lo que pensamos. El caso es que varias películas se perdieron y las que quedan han sido vistas por unos pocos privilegiados.

El cine paraguayo nació igual que el de los hnos. Lumiere: documental. Hipólito Jorge Carrón y su sobrino Agustín Carrón Quell consideraron a la peregrinación de Caacupé como la representación más profunda de nuestro ser, registrando la primera película nacional: Alma paraguaya. Luego filmaron el Mercado Guazu y las consecuencias del tornado en La catástrofe de Encarnación. Agustín Carrón, el sobrino, filmó la Guerra del Chaco, dirigió la primera película sonora y dirigió el 1er. Noticioso Nacional. En la misma época, el Dr. Juan Max Boettner, con su cámara de super 8mm se dedicó a filmar numerosos rollos de su familia y algunos más de sus operaciones. La primera proyección fue mucho antes, en el 1900, en el Teatro Municipal. En esa época varios documentalistas extranjeros empezaron a filmar nuestros escenarios.

Las propuestas más interesantes, surgen del grupo independiente Cine Arte Experimental creado por Carlos Saguier, J. Ruiz Nestosa y Antonio Pecci. Cortos como Francisco, Un día de mayo, La costa y Metamorfosis aportaron una nueva mirada. Pero fue con El Pueblo, mediometraje filmado en 16mm, levantado a 35mm y exhibido en numerosos festivales internacionales. Dicen que el dictador no se sentía nada representado con esta propuesta y a pesar de eso El Pueblo ha conseguido sobrepasar la barrera del tiempo.

En 1954 vuelve a marcar presencia el noticioso nacional. La presencia de Stroessner por todos lados. Guillero Vera, entonces director de documentales para la TV nacional, fue el elegido para dirigir la película Cerro Corá, financiada por Stroessner, para enaltecer la figura del Mcal. Lopez, como héroe patrio. Esta película fue realizada en un momento que el cine mundial se utilizaba como campaña política y aquí fue la bandera de un patriotismo vacío, que mira a un pasado mejor, un yugo que hasta hoy arrastramos. Esta película es la única producción de largometraje de ficción en 35mm absolutamente nacional, pero no es mérito, contando con las facilidades de la dictadura.

La ficción independiente dio señales de vida con los trabajos de Juan Carlos Maneglia, Hugo Gamarra, Ray Armele, Bernardo Ismachoviez, entre otros. El gran firme fue dado con la llegada de las co-producciones: Miss Ameriguá, de Luis R. Vera y El toque del Oboe de Claudio Mc Dowell, ambos directores extranjeros. Las películas  cuentan historias ligeras, estereotipadas, pero en lo que a producción se refiere, fueron realizadas de forma impecable, generando fuente de trabajo para profesionales y estudiantes. Sus estrenos también fueron brillantes, en salas de cine en 35mm, con actores, con conferencias.

La productora más importante fue ALTA Producciones. Hay tantas anécdotas sobre el famoso productor Patapila, pero mirando con el tiempo se ve que fue un visionario, porque confió en los jóvenes y les dio un espacio de creación. Su productora era un verdadero semillero de talentos. Por Alta pasaron Juan Carlos Maneglia, Tana Schémbori, Marcelo Martinessi, Paz Encina, Pablo Meilicke, Malu Vazquez, Richard Careaga, Gaby Sabaté, José Elizetche, etc. Los mejores proramas de TV y series, se realizaron allí. Y estos jóvenes iniciaron una corriente muy fuerte de realización de cortometrajes, que recuerdo se podían ver en los Premios Génesis, hoy exánimes.

A pesar de todo esto, era típico escuchar: el cine paraguayo no existe. Fue recién entrando a este milenio, cuando Galia Gimenez, sin titubear, sacó tres largometrajes de su manga, que la gente dejó de usar esa frase. Se había roto la maldición. Estos largos fueron producidos con recursos irrisorios: María Escobar, Requiem para un soldado y el rodaje de El Invierno de Gunter (recién estrenada) y estrenados con gran audiencia en el interior. Enrique Collar la siguió con Miramenometokei, y ayudó a entrever un cine –posible-. Lo que pasa, es que esa forma de  producción de largometrajes sin tener el presupuesto completo, llega a ser kamikaze, y a veces afecta la calidad de los trabajos (leer abajo comentario de Enrique Collar). Así que esta ráfaga de películas con un modelo de –cine posible- fue muy importante, pero no prosperó.

PASADO RECIENTE.

Escribo este añadido porque me motivó el primer comentario anónimo. No iba a hablar de todas las películas que considero importantes para nuesro medio, por eso paso por los años donde se produjo El portón de los sueños y Profesión Cinero de Hugo Gamara, así como Cándido Lopez, los campos de batalla de Jose Luis García o Detrás del Sol, mas cielo de Gaston Guliarte (películas que cito en comentarios), Acople de Agu Netto y Rafael Kohan, una película en digital donde por primera vez escuchamos a los jovenes hablando “así mismo” como hablan. Me detengo al rededor del año 2006.

Estos años estuvieron colmados de obras muy visibles, con presencia en la prensa nacional, inclusive, siendo portadas. A lo largo de los últimos años, gracias a estas obras, llegamos a vivir el fenómeno de la transnacionalidad, que hace que una historia muy particular se vuelva universal. Pasó cuando la opera prima de Paz Encina superó nuestra mediterraneidad y llegó a Cannes. Luego, en los países más lejanos que se puedan imaginar hubo gente viendo Hamaca Paraguaya, escuchando a Ramón y Cándida hablar en guaraní y la tomaron como una historia suya. La transnacionalidad, hace de una película el mejor embajador que podríamos tener.

La otra película que circuló por muchos países fue  Tierra Roja de Ramiro Gomez. Aunque no suelo hacer predicciones, creo que el trabajo de Ramiro nos va a llevar a reflexionar sobre el sinuoso límite entre documental y ficción. ¿Limite? Mejor, prestaciones, ya que hay mucha influencia del documental en la ficción y viceversa, es algo que pasa a menudo en el mejor cine contemporáneo. Particularmente son las propuestas que más me gustan y según cómo se hagan, son modelos viables para un país pobre como el nuestro. Ya lo decía Glauber Rocha: el cine es sólo una buena idea y una cámara en la mano. Y lo completa Chris Marker que dice que con esos elementos, cualquier cineasta puede ponerse a prueba.

Son momentos que espero se repitan. Pero no quiero profetizar nada más, hay que ser cautelosos. El terreno que nos toca es fértil, pero pantanoso.

.

Por Renate Costa

.

Manuel Cuenca y José Luis Detone investigaron los inicios del cine Paraguayo. Hay más artículos relacionados en la WEB, que no están firmados, pero parecen basados en estas investigaciones. Los comienzos del Cine Paraguayo.


HOY

17 ene

.

El cine paraguayo existe. Sus pasos son errantes, pero sigue caminando poco a poco. Hablar de “cine paraguayo” ya supone una dificultad, porque supone meter todos los trabajos en una bolsa por el sólo hecho de haberse gestado dentro de nuestros límites, siendo que realmente son un  javorai de propuestas cada vez más diversas.

A diferencia de años anteriores, en el 2008 hubo un cambio importante en cantidad de obras y en formato. Podemos apuntar como el año de mayor producción que tuvimos hasta ahora. Una cantidad considerable y variada, de películas digitales fueron estrenadas en salas de cine comerciales. Lo único que vimos en celuloide fue el corto de Pablo Lamar Ahendu nde Sapukai estrenado en el 17º Festival Internacional de Cine. Con su primer corto, Pablo Lamar, aparece en la escena del cine nacional demostrando una gran habilidad para sugerir, con un solo plano, una historia desoladora. La narración es simple y utiliza el sonido como relieve para llenar la pantalla de soledad y luto.

Después de los estrenos nacionales en el 17º Festival, su director Hugo Gamarra, moderaba los debates. Recuerdo como cosa curiosa, pero interesante, el debate posterior al estreno de Minotauro, de Luli Aguirre. Gamarra lanzó una pregunta generacional… dijo algo así como… “¿Por qué empiezan haciendo películas narrativamente complejas?” Hoy pienso que puede ser porque necesitamos nuevos cánones en el cine nacional y en el mundial. Las películas “bien hechas” tampoco aportan algo nuevo al cine. El crítico S.Wolf dice que los cineastas de los países latinoamericanos que no tuvieron una tradición cinematográfica moderna están tratando de inventarla y aquellos cineastas de países que tuvieron una tradición que intentó infructuosamente la quimera industrial (Argentina, Brasil, México) están tratando de olvidarla para reaprender lo que significa cine.

El regalo de Sofía de Hugo Cataldo y Leti Coronel y en algunos momentos Minotauro se sitúan el trabajo en la línea de la experimentación.

Para coronar el año se estrenó Frankfurt de Ramiro Gomez en el CCJS, que como el corto de Lamar y Papiroflexia de Joaquin Baldwin, es una grata sorpresa del 2008. Como su trabajo anterior Tierra Roja, nos representó en varios festivales, creo que a éste aún le queda mucho camino por recorrer.


Por Renate Costa.

La incertidumbre de la producción local

13 nov

Algunos directores nacionales han asumido un gran riesgo al producir sus primeros largometrajes, sus nombres son tal vez desconocidos para la mayoría de los paraguayos, pero en cambio, con sus películas contribuyen a la incipiente industria local. Pero ¿podemos hablar de “industria”?

Para comenzar, las cosas no son tan simples, porque ni siquiera existe una generación de directores de cine recibidos en nuestro país, porque la primera Escuela de Cine se creó recién este año. Me dirán que aún así la lista de largometrajes es cada vez más larga y tienen toda la razón. Hablamos de un grupo de directores, muy heterogéneo, que no por eso se deja arrastrar por las vicisitudes del camino, no son personas pasivas, porque siguen adelante a pesar de los obstáculos. Muchos de ellos, quieren producir un segundo largometraje y es cuando el panorama se oscurece.

Pendiente de un hilo

Al tener la experiencia del primer largo, es natural que se desee dirigir una segunda película. Pero no se puede seguir por siempre el modelo de producción entre amigos, o por lo menos no, si uno quiere vivir del cine. Con sólo cambiar este modelo, se estaría trazando la incipiente industria local.

Los dos fondos para el audiovisual que tenemos en Paraguay, el FONDEC y el FODECICA, no llegan a cubrir los costos de una largometraje de presupuesto medio… aunque calcular el presupuesto medio de una película paraguaya es complicado, tomando los ejemplo de los países vecinos no puede bajar de los 200.000 U$D. Capaz para algunos suene una locura, pero para asegurar la continuidad de la producción de largometrajes se debería cubrir todo el presupuesto (los derechos del guión, todos los meses de desarrollo de proyecto, la búsqueda de personajes, el ensayo con los actores, la manutención de una oficina necesaria para buscar más fondos, las comidas, la movilidad, la alimentación del equipo, etc). Con los dos fondos locales se cubre el 5 % del presupuesto o se hace un corto.

Lo primero para hablar de industria es que todos cobren por su trabajo. Nada más simple y complicado. Por eso la mayoría de los países cuenta con un marco legal que protege las fuentes de trabajo, genera todos los servicios necesarios para terminar un largometraje de forma profesional dentro de las fronteras del propio país y de regula aspectos como la distribución. Así que cuando hablamos de directores locales, hablamos de un conjunto de personas que de manera consciente o no, alimentan con mucho esfuerzo el “sueño” de contar nuestras propias historias.

Nos preguntábamos, si los lectores de EL PORORO vieron estas películas así que realizamos una encuesta.
¿QUÉ LARGOMETRAJES VISTE?

La pregunta encabezaba una lista de largometrajes realizados desde los 80 hasta Abril del 2008 y estrenados en sala. Los visitantes votaron desde Julio a Septiembre. Los resultados nos permiten analizar las diversas formas de distribución y las características de las que más llegaron a nuestros lectores. Especificamos en los resultados los largos cuyos directores son extranjeros (*).

67% Hamaca Paraguaya (2006) de Paz Encina

48%
Cándido López-Los campos de batalla (2005) de José Luis García.
*Director argentino, grabada en Paraguay y Argentina.
Producción Asociada en Paraguay.

43% Miss Ameriguá (1994), de Luis R. Vera
*Director chileno, filmada en Paraguay.
Co-producción con Paraguay.

37% Tierra Roja (2006), de Ramiro Gómezy El toque del Oboe (1998), de Claudio MacDowel
*Este último, con director brasileño, filmada en Paraguay.
Co-producción con Paraguay.

32% El portón de los Sueños (1998), de Hugo Gamarra.

31%Cerro Corá (1978) de Guillermo Vera

26% Miramenometokei (2003) de Enrique Collar

21% El reflejo (2008) de Gus Delgado

20% Profesión Cinero (2006) de Hugo Gamarra

16% Acople (2006) de Agu Netto y Rafael Kohan
14% Carimea (2006) de Ray Armele y Detrás del Sol, más cielo (2007) de Gastón Guiarte
*Director argentino, filmada en Paraguay y Argentina.
Co-producción con Paraguay.

10% El invierno de Gunter (2002) de Galia Giménez

9% Cenizas (2004) de Vicky Ferreira y Eduardo Mora.


Sobre los 5 primeros resultados:


67%

Hamaca Paraguaya película escrita y dirigida por Paz Encina es la película más vista por nuestros lectores. Su estreno local fue posterior a su proyección en Cannes y en el Festival hubo presencia de prensa local. Marlene Aponte, como crítica y corresponsal de ABC en Cannes, fue una clave importante por cubrir el día a día. Además la producción ha mantenido una comunicación continua con el público a través de los medios de comunicación local. Nos parece un gran logro que encabece los resultados porque es la película más arriesgada filmada en nuestro país. Co-producción participaron Paraguay, Argentina, Países Bajos, Francia, Austria y Alemania


48%

“¿MURIO CÓN O POR SU PATRIA?” fue una pregunta-gancho en los afiches pegados en la vía pública. Dos semanas después ese estrenaba el largometraje documental de José Luis García: Cándido López-Los campos de batalla (2005). Se estrenó el día del aniversario de la batalla de Curupaty donde Cándido perdió la mano derecha, posterior a su participación en el Festival de Buenos Aires donde también, Marlene Aponte, crítica de ABC cubrió el Premio del Público Argentino. Fue una producción de Argentina asociada con Paraguay y estuvo en cartelera 5 semanas.


43%

Miss Ameriguá (1994), de Luis R. Vera se inicia con la elección de una reina de belleza, una excusa para retratar la corrupción que asoló a nuestro país durante la dictadura militar. El estreno de esta película fue muy concurrido, pero en los últimos años fue poco proyectada. Aún así los lectores lograron ver esta película tanto en el cine, como a través del cable cuando la trasmitió Televisión Española. Miss Ameriguá fue una co-producción entre Suecia, Chile y Paraguay.

37%

Tierra Roja (2006), de Ramiro Gómez y El toque del Oboe (1998), de Claudio MacDowel comparten el cuarto puesto. La única similitud que encontramos entre estas dos películas es la cantidad de votos que tuvieron en la encuesta, porque en todo lo demás, son antagónicas. Tierra Roja es un documental producido de forma independiente, grabado enteramente en vídeo, con el equipo técnico mínimo y con un presupuesto muy ajustado (apoyado por Elvetas). El toque del Oboe es un largometraje de ficción, filmado en 35mm, co-producido entre Paraguay (Ara films, guión de Hugo Gamarra) y Brasil, con una producción inmensa y un presupuesto millonario. Aún así, es sorprendente que la misma cantidad de votantes-espectadores han tenido accedo a ver El toque del Oboe, que tuvo un estreno en salas de cine comerciales, con actores presentes y Tierra Roja, que no tuvo un estreno oficial con afiches o propaganda en medios masivos de comunicación. Suponemos que este documental tuvo mucha aceptación por el público local, así como en los Festivales Internacionales que ha recorrido.

32%

El portón de los Sueños (1998), de Hugo Gamarra.
Podríamos decir que Hugo Gamarra, es quizás el único distribuidor independiente de nuestro mercado. Las películas que él produjo tuvieron una excelente campaña de distribución y es conocida su tarea como director del Festival Internacional de Cine y el de Documentales, donde ha formado un equipo que todo el año continúa la labor de distribución en colegios y barrios. Mediante El portón de los Sueños, el aspecto de director director de fotografía de Gamarra han salido a la luz y llegado a nivel internacional. Gamarra ha sido invitado para dar conferencias sobre Roa Bastos y el cine en diferentes países y universidades, y llegó a presidir el jurado del prestigioso Festival de Touluse, dedicado aquel año, a la figura de Roa Bastos. Este año, ha colaborado con el lanzamiento del libro Mis reflexiones sobre el guión cinematográfico y el guión de Hijo de Hombre escrito por Roa Bastos, en venta en nuestro país.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 49 seguidores